lunes, 5 de mayo de 2014

CUERPO A CUERPO


Escucho tus letras colocadas en perfecta armonía para parir palabras. Pienso y vuelvo a repensar con delicado fervor u obstinada fiereza tus frases, pero soy incapaz de entender.


Intento abrazar tu hombro, y tú sin darte cuenta de que ardes con virutas de fuego en mis ojos ..., respiro tu voz en mi aliento permitiendo que penetre en la conciencia para desgarrarme con ruidos macabros mientras me pierdo en un tríptico dentro del jardín de TUS delicias.


Se debilitaría el orgullo al decir que me tienes enferma de deseo, pero seré comedida y no lo haré.


¿Y tú lo llamas amistad?, ¡JO. JO, JO!



...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada